La posicion de Central Catholic en cuanto a la decision tomada contra DACA

La posicion de Central Catholic en cuanto a la decision tomada contra DACA

6 de Septiembre, 2017

Estimados estudiantes, familias, y comunidad de Central Catholic:

En cuanto salieron las noticias salieron que se ponía fina al programa “Deferred Action for Childhood Arrival” (DACA – protección para personas que llegaron como menores), otra vez miembros de nuestra comunidad tienen miedo del impacto en sus familias, y su vida escolar. Esta acción reciente ha hecho que muchos en nuestra comunidad se preocupen. En Central Catholic, tenemos una misión que nos manda educar a los estudiantes según nuestra fe católica y de educar a estudiantes de orígenes diversas.

Anteriormente, les escribí que los obispos católicos de Estados Unidos nos han dado una enseñanza clara en cuanto a la inmigración. Se cita en nuestra carta de noticias a los padres de marzo 2017: “Primero, las personas tienen el derecho de migrar para mantener sus vidas y sus familias.  Segundo, un país tiene el derecho de regular sus fronteras y controlar sus fronteras.  En último, un país tiene que controlar sus fronteras con justicia y misericordia. Es en este último tema que se puede encontrar motivo de debate o discusión.

Este martes que acaba de pasar, los obispos de Estados Unidos escribieron lo que sigue:
“La iglesia reconoce y proclama la necesidad de recibir a los jóvenes:  “El que recibe a uno de estos jóvenes en mi nombre, me recibe a mí; el que me recibe no me recibe a mí, sino a él que me mandó” (Marco 9:37).  Hoy, nuestra nación ha hecho lo contrario de lo que nos piden las Escrituras.  Es un paso atrás en el progreso que debemos hacer como país.  Las acciones de hoy representan un tiempo desolador en nuestra historia que demuestra una ausencia de misericordia y buena voluntad, una visión miope para el futuro.  Los jóvenes del programa DACA se han integrado en el tejido que es nuestro país y de nuestra  iglesia, y son, en todo sentido social y humano, jóvenes americanos.

Central Catholic se junta con los obispos y espera y urge que el congreso de Estados Unidos trate de este asunto vital de una manera justa y con misericordia. Estamos comprometidos a educar a los jóvenes de nuestra escuela, no obstante el estado inmigratorio de sus padres. Cualquier acción a lo contrario no correspondería ni a nuestra misión, ni a la de la iglesia católica. Mantenemos nuestra esperanza y rezamos por este fin.

Jesús nos dice, “Tuve hambre y ustedes me dieron de comer, tuve sed y ustedes me dieron de beber, era foraster y ustedes me recibieron  en su casa” (Mateo 25). Como nos enseña Jesucristo, Central Catholic cree que es nuestra obligación y misión de recibir al extranjero entre nosotros. No obstante la acción o inacción futura del congreso, hoy afirmamos esta misión. Central Catholic se compromete a apoyar a nuestros estudiantes y a sus familias, no obstante su estado migratorio, durante estos tiempos difíciles.  Urgimos que todos ustedes, nuestra comunidad de Central Catholic, hagan lo mismo.

Atentamente,



John Garrow '76
Director